Lacipo, ciudad romana en la provincia de Málaga

¿Quien ha oído hablar de Lacipo, ciudad romana en la provincia de Málaga?

Lacipo fue una ciudad romana, situada en el término de Casares en la provincia de Málaga, con la que comenzamos una serie de artículos, sobre lugares de interés, que la mayoría de los españoles

 Historia

Lacipo se encuentran a cuatro kilómetros de distancia de Casares, sobre un elevado promontorio conocido como  El Torreón, situado entre  los ríos Genal y Guadiaro.

Era un importante enclave de control de las actuales provincias de Cádiz y Málaga, dominando buena parte de estas dos provincias.

 

En época romana tuvo dos altares: uno dedicado a la Juventud y otro a la Fortuna Augusta.

Sabemos de su importancia en época anterromana, por las monedas acuñadas en ese periodo, sus murallas y sus esculturas ibéricas.

Será en época Roma cuando Lacipo se convierta en una auténtica ciudad, creando su propia moneda y conformando un asentamiento  provistos de foro y murallas.

Las familias que aquí vivieron estaban relacionadas con los grupos de poder existentes en otras importantes ciudades, como Carteia, en la vecina localidad de San Roque. Tras una fase de decadencia en los siglos IV-V, el asentamiento vuelve a poblarse en la sexta y séptima centuria, ubicándose un cementerio de época visigoda sobre los antiguos restos de época clásica.

Lacipo fue objeto de excavaciones arqueológicas que sacaron a la luz materiales -hoy depositados en el Museo Arqueológico Provincial de Málaga-


 Descripción

El contorno de la ciudad de Lacipo está perfectamente delimitado, siendo la segunda ciudad fenicia que mejor se conserva en España. En la actualidad está rodeado de un bosque mediterráneo, con árboles y arbustos creciendo entre las ruinas.

En el yacimiento hay varias estructuras a destacar, entre ellas un conjunto de cisternas a las que llegaba agua desde un acueducto iniciado en Sierra Crestellina y restos de la muralla.

Dentro de la población existen dos altares dedicados a la juventud y otro a la fortuna Augusta. En la parte norte se observan dos pequeños torreones de unos 8 metros de diámetro. Asimismo, se pueden apreciar 4 puestos de vigilancia en la cara norte, dos a los lados y dos en la parte sur.

Quedan también restos de alcantarillado y de edificaciones, incluyendo algunos pedazos de pavimento, grabados y pequeñas cámaras abovedadas. Además, el suelo está cubierto de pequeños fragmentos de cerámica y piedra tallada.

Lacipo se encuentra en la lista roja de patrimonio en peligro de Hispania Nostra.

Lacipo es una de esas visitas recomendables que uno puede hacer en una excursión de fin de semana y aprovechar para acercarse a Ronda y Setenil de las bodegas, otros lugares interesantes y con historia.



  Domingo Martín
  FEPET. Federación Española de periodistas y escritores de turismo

 

Vota tu preferencia
(Votos: 6 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *